Ildefonso de las Muñecas 408, San Miguel de Tucuman, Tucuman, Argentina
+5493814648673
info@ods.com.ar

Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina.

Organización para el Desarrollo Sustentable

Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina.

Es asombroso que una práctica tan antigua como la Mutilación Genital Femenina siga torturando a las mujeres de países del mundo. De este modo el cuerpo de las mujeres sigue siendo el blanco elegido por una sociedad con raíces
patriarcales en la cual sigue vigente la desigualdad de género. Las cifras son alarmantes: 200 millones de mujeres han padecido ésta práctica cruel, y actualmente más de 3 millones de niñas y mujeres se encuentran en riesgo de padecerla. La Asamblea de la ONU mediante Proclama, estableció el 6 de febrero como Día Internacional de Tolerancia Cero para la Mutilación Genital Femenina.


¿En qué consiste?


La ablación o mutilación genital femenina (A/ MGF) es una práctica que comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos
genitales femeninos por razones que escapan a la medicina. Generalmente, la A/ MGF es efectuada por “circuncisores tradicionales” que desempeñan funciones importantes en sus comunidades y en pocos casos por personal médico.


¿En qué países se practica la MGF?


En las regiones occidental, oriental y nororiental de África, en algunos países del Oriente Medio, Asia (Malasia, Pakistán, Indonesia e India) y algunas comunidades minúsculas de América Latina.


¿Por qué se practica?


Viejas tradiciones culturales que llevan más de mil años impulsadas con mayor o menor medida por éstas razones:
*Se cree que la niña debe ser preparada para la vida adulta mediante la A/MGF, de lo contrario sufrirá el rechazo de su comunidad.
* Preserva la virginidad de la mujer, reduce su libido y evita relaciones extraconyugales e infidelidades.
* Las niñas son liberadas de partes impuras de su cuerpo.
*Una manera de que las mujeres puedan casarse y “encontrar marido”.


¿Deja secuelas en el cuerpo femenino?


Puede causar inconvenientes de salud tanto a corto como a largo plazo. Algunos inmediatos pueden ser: dolor intenso; hemorragia; inflamación; fiebre; tétanos; problemas urinarios; shock; muerte. Y, a largo plazo: micción dolorosa, infecciones del tracto urinario; problemas vaginales ; menstruaciones dolorosas, tránsito difícil de la sangre menstrual tejido y queloide cicatriciales; problemas sexuales , mayor riesgo de complicaciones en el parto (parto difícil, hemorragia, cesárea, necesidad de reanimación del bebé, etc.) y de mortalidad neonatal; necesidad de nuevas intervenciones quirúrgicas y trastornos psicológicos (depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, escaso autoestima).


¿Qué posición ha tomado la comunidad internacional con respecto a la Mutilación Genital Femenina?


La A/MGF es reconocida actualmente en la comunidad internacional como una violación grave de los derechos humanos, la salud y la integridad de las mujeres y las niñas. La hoja de ruta de la Organización para el Desarrollo Sustentables es la Agenda 2030 de la ONU y sus 17 ODS, entre ellos el ODS 5 que tiene como meta la Igualdad de Género y el empoderamiento de niñas y mujeres en todo el planeta.


Más precisamente la meta 5.3 del ODS sobre la eliminación de todas las prácticas nocivas, como la A/ MGF. La pandemia por Covid 19 ha provocado un retroceso en todas las áreas de trabajo de ONU y ésta claramente no es una excepción. Tanto así que se prevé que podría llevarse a cabo 2 millones de éstas prácticas degradantes en los
próximos diez años.


Sostenemos, una vez más, que es esencial promover la concientización de la comunidad a través de la enseñanza de los derechos humanos, la igualdad de género y la educación sexual para terminar con este avasallamiento del cuerpo
femenino. Empoderar a las niñas es hablarle sobre sus derechos y enseñarles a hacerse escuchar sobre lo que desean para su vida y su propio cuerpo.


No es posible permitir que derechos humanos básicos como el derecho a la salud, a la integridad física, a la seguridad, al no sometimiento de torturas y el derecho a la vida mismo sigan siendo violados, su pretexto de no ser excluidos
de la comunidad. Al contrario, debemos exigir que en el 2030 éstas prácticas agresivas, degradantes y discriminadoras sean erradicadas.


No podemos permanecer neutrales ante éste tipo de torturas en desmedro del cuerpo de las mujeres, súmate a nuestro grupo de VOLUNTARIOS ODS, y ayúdanos a concientizar para eliminar la A/MGF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *